La ETV es la segunda causa de muerte prevenible en los pacientes con cáncer. Y la prevalencia cáncer-ETV es mayor y más grave que la de cáncer-ictus o la de cáncer-infarto

La TVP y la EP son complicaciones frecuentes en los pacientes con cáncer: una de cada 10-20 personas con cáncer desarrollará una TVP o una EP. En sentido contrario, uno de cada cinco casos de TVP o EP aparece en personas que sufren un cáncer activo.

El cáncer produce una serie de sustancias que activan la coagulación de la sangre, de algún modo la espesan, y ello favorece que la sangre se trombose.

La quimioterapia y la radioterapia también favorecen la trombosis.

 

Además, los pacientes con cáncer a menudo pasan días enteros en la cama, se les inserta catéteres en las venas o son sometidos a cirugía, y todas estas situaciones son también factores de riesgo de la ETV.

https://vimeo.com/152536881  

Tumores con mayor riesgo de ETV

No todos los tumores tienen el mismo riesgo de producir ETV. Los tumores de páncreas, cerebro, estómago y pulmón son los que la presentan con mayor frecuencia. En cambio, es menos frecuente en los tumores de mama.

En general, la enfermedad aparece con más facilidad en las fases avanzadas de la neoplasia, pero en ocasiones la ETV puede ser el primer y único síntoma de un tumor que aún no ha dado la cara.

  • El cáncer empeora la evolución de la ETV. Los pacientes oncológicos recidivan más, sangran más y mueren con mayor frecuencia que los enfermos de ETV sin cáncer
  • La prevalencia de cáncer y ETV es superior y más grave que la combinación de cáncer-ictus y cáncer-infarto de miocardio
  • Uno de cada diez pacientes con cáncer que fallece por una embolia pulmonar tiene menos de 50 años y uno de cada cinco no presenta metástasis
  • https://vimeo.com/176710521 

El tratamiento

 

 

A diferencia de lo que ocurre en la mayoría de pacientes con ETV, el tratamiento de la TVP y la EP en los pacientes con cáncer se realiza preferentemente con heparina de bajo peso molecular. Este tratamiento se debe mantener un mínimo de tres a seis meses. En los pacientes que presentan un cáncer avanzado, con metástasis, a veces hay que seguir el tratamiento de forma indefinida.

Si en los pacientes sin cáncer el riesgo de que la trombosis crezca, de que aparezca una EP o una hemorragia grave, es mínimo, en los pacientes con cáncer se duplica.

En ocasiones generan problemas porque es difícil para cada paciente encontrar la dosis del anticoagulante que reduzca al máximo el riesgo de trombosis (o embolia), sin que por ello produzca una hemorragia.

 

Recidivas, hemorragias y catéteres

 

 

Los tumores de pulmón y de páncreas son los que se asocian a mayor riesgo de recidivas a pesar del tratamiento. Los tumores de próstata, matriz, colon y estómago son los que más se asocian a hemorragias.

https://vimeo.com/213088817 

En los pacientes con cáncer también se puede producir TVP en los brazos, relacionada o no con la existencia de los catéteres venosos centrales utilizados para la administración de la quimioterapia. El tratamiento en estos casos es el mismo.

No es necesaria la retirada del catéter si continúa funcionando, pero el tratamiento anticoagulante se debe mantener mientras se mantenga el catéter implantado.

Fuente: Trombo.info

SOMOS Unidos por el Cáncer · C/ Montefaro 2, Casa de Asociaciones María Mariño, Local 9, 27003 Lugo

Nuestra web utiliza cookies para facilitar y mejorar la experiencia de navegación. Si sigues navegando por nuestra web, entendemos que aceptas el uso de nuestros cookies. Puedes ver nuestra política de privacidad aquí
De acuerdo